Transformar el país

La crisis es una oportunidad más para transformarse. Marco Gandásegui hijo, quien recientemente falleció de forma inesperada, terminó su libro La democracia en Panamá diciendo: “existe, en la actualidad, entre todos los panameños, una urgente necesidad de reagruparse y caminar hacia una sola meta común: la recuperación y el desarrollo de la nación panameña”. Los sectores populares y sociales necesitan una “meta común” para “la recuperación” del país, el cual está en manos de los capitalistas neoliberales, quienes solo piensan en la salud de la economía, incluso hablan de “sacrificios”. Lo cierto es que, lo importante es reproducir la vida.

Dicen que el virus es democrático, sin embargo, las evidencias muestran lo contrario. Son los corregimientos de los trabajadores donde hay más casos acumulados y el RT está por arriba de 1. A estos mismos luego se le endilga la propagación del virus, pero son los capitalistas neoliberales quienes presionan para la apertura de los distintos bloques. Friedrich Engels en un libro de mediados del siglo XIX, La situación de la clase obrera en Inglaterra hablaba de los altos índices de mortalidad entre los trabajadores por la densidad, suciedad y hacinamiento; podríamos estudiar nuestra realidad a partir de este marco teórico. Es a partir de la toma de conciencia de la situación de los trabajadores, cuando surge el sujeto social y la comunidad para la transformación. 

Esta pandemia está evidenciando lo peor del sistema. Los bancos solo quieren salir fortalecidos y las empresas aceitadas. La nueva normalidad no parece garantizar nuestros derechos laborales, sino más bien busca flexibilizarlos y, por otro lado, busca disciplinar a la sociedad. Las desigualdades y los derechos humanos no podemos desligarlos de su contenido histórico. Si los capitalistas neoliberales tienen su plan, los sectores populares y sociales deben tener el suyo, partir de la propia condición material y apropiarse del discurso contra las desigualdades y a favor de los derechos humanos. Este modo de producción capitalista produjo relaciones sociales desiguales y un ambiente insostenible.

En vista de esto, la salida es una base común operativa y táctica que tenga claro los temas antes expuestos. Debemos organizarnos en la pluralidad horizontalmente para tejer en comunidad una alternativa para transformar el país y el mundo que habitamos. 

Abdiel Rodríguez Reyes Profesor de Filosofía en la Universidad de Panamá

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s