Barro Blanco, Panamá: Derechos territoriales de los pueblos indígenas o la “seguridad jurídica” para empresarios corruptos.

ofraneh

La construcción de la controvertida represa hidroeléctrica de Barro Blanco. En el río Tabasará, territorio del pueblo Ngöbe-Buglé, en Panamá, pone en manifiesto el conflicto existente a lo largo y ancho del continente americano, entre un supuesto “desarrollo” promovido por empresarios y organismos financieros versus los derechos de los pueblos indígenas sobre sus territorios ancestrales.

El proyecto de Barro Blanco se remonta a la administración de Martín Torrijos, que haciendo eco al Proyecto Mesoamérica (ex Plan Puebla Panamá) procedió a conceder licencias ambientales sobre la mayoría de los ríos caudalosos de ese país. Sólo para el distrito de Bugaba, Provincia de Chiriquí, se contabilizan 18 proyectos hidroeléctricos , de los 63 considerados para la provincia, de los cuales 17 se encuentran en construcción.

Al igual que el resto de Centroamérica, los pueblos indígenas de Panamá sufren de una masiva instalación de hidroeléctricas en sus territorios, la mayoría de ellas…

Ver la entrada original 722 palabras más

¡Los ríos no se venden! ¡los ríos se defiende!

11706011_10206151353334248_1985351275_o

Resulta bastante triste y vergonzoso observar y percibir lo desinteresada y mustia que es una parte grande de la población panameña respecto a temas como la protección y conservación de los recursos naturales; especialmente los recursos hídricos, quienes han sido, a lo largo de los últimos 15 años, feroz y cruelmente comercializados, explotados y agotados en un sinnúmero de proyectos hidroeléctricos justificados bajo el abrigo de un supuesto “progreso” que, lejos de traer provecho y bienestar a la población, han generado el desgaste de dichos recursos y enfrentamientos entre ciudadanos y estamentos de seguridad pública que muchas veces terminan reprimiendo y apaciguando de manera violenta el descontento de una pequeña parte de la población que busca proteger y conservar sus recursos naturales. Seguir leyendo ¡Los ríos no se venden! ¡los ríos se defiende!